Para las tareas de embalaje, la madera es uno de los materiales más resistentes y durables, ya que tiene como virtud la protección de la mercancía o producto contra caídas, golpes o cualquier otro incidente durante el traslado o almacenamiento.

Existen diversos tipos de embalaje con madera, los cuales son los siguientes:

Cajas desmontables: en su fabricación se emplea el tablero contrachapado, lo que hace que sean más resistentes y durables, además se desmontan, con lo cual pueden utilizarse para otros usos posteriores.

Box-Palet: es una mezcla de caja y palet, la cual está destinada para la recolección, el traslado y el almacenamiento de producto, comúnmente se usa para la fruta a granel.

Jaulas de madera: son utilizadas para envíos terrestres, marítimos o aéreos, pero de gran peso, es decir cuando ya se llega a cargar toneladas.

Caja de madera estándar: estás destinadas para los envíos y con el fin de que su manipulación sea más fácil, cuentan con patines. Estas cajas sólidas son garantía de seguridad en transportación de larga duración.

Artículo creado con información de Albaceteabierto.es